Exonario

Definiciones y términos que no figuran en el diccionario (exonario no figura en el diccionario)

Archive for the ‘L’ Category

Legóptero,a

Posted by jorgemux en agosto 27, 2009

(Adjetivo. Del griego logos = discurso y –pteros = que observa)

Quien observa puntillosamente el lenguaje oral utilizado.

El legóptero no escucha lo que le dicen sus interlocutores; se detiene en la forma de las expresiones utilizadas y corrige. Su favorita es la concordancia verbal: “No es habría dicho, sino hubiera dicho”, pero disfruta mucho cuando descubre un mal uso de la letra s final: “No es entendistes, es entendiste”, “Martes, martesssss, con ese final”. Se siente satisfecho cuando los demás le dicen que aprenden con él o cuando le piden disculpas por hablar mal y odia a muerte a quienes no aceptan una corrección o a quienes no se equivocan jamás.

Lo curioso es que las expresiones del legóptero no siempre se rigen por esa puntillosidad que sí exige a otros.

Posted in L | 29 Comments »

Liminencia

Posted by jorgemux en agosto 24, 2009

(Sustantivo. Del latín limen = límite e immineo = pender, estar a punto de caer)

Sensación de que hay algo urgente e importante por hacer.

Hay alguien que me está necesitando ahora, pero no sé quién es ni cómo podría ayudarlo.
Hay un trabajo que debo realizar ya mismo, pero no puedo recordar de qué se trata ni por qué es tan urgente. La liminencia es esa certeza ciega y angustiada de sentir que uno no debe estar donde está, ni debe estar haciendo (o no estar haciendo) lo que está (o no está) haciendo.

Posted in L | 4 Comments »

Lucetisolio

Posted by jorgemux en agosto 13, 2009

(Sustantivo. Del latín locus = lugar; laetitia = alegría y solus = solo)

Sensación de regocijo y misterio que provoca el quedarse solo en un lugar que habitualmente está lleno de gente.

Para quienes trabajan hasta tarde en su oficina, cuando todos ya se han ido, esta sensación es familiar. Los lugares que durante la jornada tienen celosos guardianes (la fotocopiadora, el cuarto de la limpieza, la oficina del jefe, el cajón del escritorio de la secretaria) se convierten en pequeñas cajas de Pandora; revelan su intimidad y nos permiten espiar, manipular, revisar, practicar un anónimo vandalismo o un pequeño hurto sin testigos.
Esta sensación también se tiene cuando se anda en la semipenumbra por los pasillos vacíos del edificio. Hay algo inusual, extraño y poco familiar en esa ausencia absoluta del otro que vigila, que juzga, que cuida. De ahí el regocijo: por unas horas, todo lo que los demás han dejado me pertenece. Pero, a su vez, todo eso está transfigurado; la momentánea soledad y las luces casi ausentes les confieren un aire de calidez y misterio.

También tendremos esta sensación si vamos a nuestra oficina una tarde de domingo para huicar.

El lucetisolio puede sentirse también en un shopping, en una escuela o en cualquier otro recinto que haya sido concebido para contener una muchedumbre y que se encuentre momentáneamente solitario.

Posted in L | 5 Comments »

Logólisis

Posted by jorgemux en julio 7, 2009

(Sustantivo. Del griego logos = palabra, discurso y –lisis = destrucción)

Utilización de una frase o palabra que indefectiblemente funciona como último argumento en un diálogo.

Dos contendientes pueden estar durante largas horas discutiendo acerca de lo que cada uno hizo, tratando de justificarse y dar argumentaciones para defender su acción o su inacción. Sin embargo, cuando uno de ellos ya no puede esgrimir la más verosímil excusa, todavía le queda un recurso. Puede apelar a una frase reveladora y terminante que deja en la más absoluta desnudez los propósitos y objetivos en disputa. “Lo que pasa es que estoy enamorado de vos”, puede decir un hombre a una mujer para justificar la cantidad de estupideces y locuras que ha hecho. Los reproches esgrimidos hasta hace un momento se disuelven, iluminados por una motivación escondida que da una nueva luz al hecho y hace callar la disputa.
Otra clásica frase logolítica es: “Tengo una enfermedad terminal”. Por supuesto, la logólisis es un recurso retórico; quien la realiza no tiene por qué decir la verdad.

Conviene aclarar que, al margen de ciertas frases arteras y estereotipadas, en cada discurso existe la posibilidad de apelar a logólisis que no pueden determinarse de antemano: serán dictadas por el contexto. “Lo hice porque me dolía la cabeza” puede ser una fuente de más reproches y más regaños; si lo dice alguien que ha sido operado de un tumor cerebral tal vez funcione como frase logolítica.
No puede decidirse de antemano cuál es la frase logolítica en un diálogo, aunque puede entreverse cuándo un dialogante tiene una intención logolítica.

Posted in L | 3 Comments »

Lenirrupción

Posted by jorgemux en febrero 18, 2009

(Sust. Del latín leniter = con /por suavidad y ruptus = roto)

Golpe, choque o rotura de algo por exceso de cuidado.

Muchas veces es suficiente con que alguien diga “hay que tener mucho cuidado con eso” para que nuestra atención se focalice de manera excesiva y exagerada, y terminemos malogrando la orden inicial. La lenirrupción ocurre casi de manera fatal. Somos conscientes de que, si no hubiéramos sabido que ese jarrón pertenecía a la dinastía Ming, no nos habrían traicionado los nervios para cuidarlo y transportarlo: las cosas valiosas y frágiles se cuidan mejor si se desconocen su valor y su fragilidad.

El término se utiliza también en un sentido figurado: la lenirrupción consiste en quedar muy mal y hacer papelones cuando nos revelan la identidad, el cargo o la fama de una persona. Podemos dialogar muy bien y con tranquilidad con un desconocido quien, circunstancialmente, comparte nuestra espera en la sala de la guardia médica. Si ese hombre revela que es profesor en nuestra facultad, y descubrimos que con él debemos rendir un examen crucial, es posible que tratemos de agradarle, de cuidar ciertas apariencias y terminemos lenirrumpiendo el diálogo y malogrando el resultado del examen.

Posted in L | 1 Comment »

Logorexia

Posted by jorgemux en noviembre 3, 2008

(Sust. Del griego logos = discurso, texto, razón y orexis = apetito)

Necesidad imperiosa de encontrarse con una buena narración.

A pesar de las recomendaciones, es difícil encontrar un buen libro o una buena película. Para el asiduo lector o cinéfilo, no es frecuente dar con una narrativa satisfactoria. El repertorio de historias que lo impresionaron a uno parece reducirse a un pequeño puñado. El logoréxico, sin embargo, encara un nuevo libro o va al cine no ya con la esperanza de conseguir un estremecimiento maravilloso, angustiante, y único, sino con el resignado sabor de que todo lo que vea u oiga, será aburrido, repetido y anodino.

El logoréxico no puede calmar su apetito: ninguna película supera a Vanilla Sky; ningún libro supera a Hacedor de Estrellas, La Broma o Viaje a un Planeta Wu – Wei.

Pero la desazón del logoréxico es peor cuando relee esas obras y ya no le despiertan sensaciones fantásticas y abrumadoras; apenas si siente un ligero temblor. Eso le lleva a sospechar que ha sido engañado por su propia memoria, o que el tiempo en el que la lectura comportaba placeres inconmensurables se ha terminado.

Su única salida es apelar a su propia imaginación y crear él mismo una narración que sacie su apetito. Pero la propia imaginación es un sucedáneo pobre: el logoréxico quiere sorprenderse. Quiere sentir la carne de gallina al dar vuelta una página. Y la imaginación propia rara vez da sorpresas, excepto en las pesadillas.

Por suerte está Borges. Borges es el mar infinito donde calmar la sed logoréxica; el mar a cuyas aguas se puede acudir miles de veces durante muchas vidas. Quienes no conocen a Borges permanecen siempres sedientos.

Posted in L | 4 Comments »

Labofar

Posted by jorgemux en septiembre 9, 2008

(Sustantivo. Del latín labor = trabajo, labor y fari = hablar. Sustantivo: labofacia)

Hablar exclusivamente de cuestiones laborales.

Es entendible que durante la faena laboral los trabajadores utilicen un léxico restringido cuyos términos sólo sirvan para expresar la necesaria coordinación de una tarea. Un grupo de albañiles podrá hablar de clavaderas, bolsas de cemento, ladrillos cerámicos, tirantes y estuco siempre y cuando estén trabajando con esos objetos. Pero si la charla sobre cal, arena y clavos de techo se extiende aun en el tiempo libre, en las vacaciones, en las reuniones de familia, durante los festejos de carnaval y en el cine, estamos ante un caso de labofacia.

Existen personas que, con entusiasmo ininterrumpido, sólo hablan de cuestiones referidas a su trabajo. No significa esto que sean entusiastas trabajadores o que su amor por el empleo sea desmedido: simplemente, son incapaces de hablar de otra cosa. Mientras, para mucha gente, el trabajo termina cuando se baja la persiana o se cumple el horario laboral, para otros cualquier ocupación es de tiempo completo, al menos desde el punto de vista del diálogo.

Posted in L | 4 Comments »

Lingüiflexo, a

Posted by jorgemux en junio 16, 2008

(Adj. Del latín lingua = lengua y flexus = flexión)

Si el genuflexo es quien se arrodilla (metafórica o literalmente) ante una persona en señal de respeto o sumisión, el lingüiflexo será aquel que profiere alabanzas y adulaciones innecesarias a una persona.

El lingüiflexo no siempre es un zalamero barato; a veces hay una auténtica admiración detrás de esas alabanzas. Pero incluso el más noble lingüiflexo se vuelve sospechoso e insoportable cuando las manifestaciones son desmedidas e incongruentes. Una persona puede ser admirable por sus opiniones certeras o por sus grandes actos, y hasta este punto es aceptable demostrar el respeto. Pero cuando se profieren alabanzas por actos mínimos -como comprar una botella de gaseosa o cambiar de canal- estamos ante una lingüiflexión innecesaria.
Hay personas que que son capaces de ejercitar la lingüiflexión con poco mérito. Si escuchamos la siguiente frase: “Yo te admiro por cómo dormís… ¡Tenés un estilo para dormir!“, estamos ante un lingüiflexo despreciable que puede arrodillarse -lenguaje de por medio- ante cualquier mínimo movimiento de su admirado.

Posted in L | 2 Comments »

Luditariado

Posted by jorgemux en abril 7, 2008


(Del latín ludus = juego y terminación –ariado que indica una clase de pertenencia social. La “t” sólo está para sostener la eufonía y para mantener la similitud con otras palabras de la misma índole como proletariado y erotariado)

Franja social que desprecia todo tipo de participación política, social, familiar y laboral por el hecho de que resta tiempo para el entretenimiento.

Los integrantes del luditariado calculan al milímetro los segundos de su vida de acuerdo a un único patrón: poder disponer anchamente de tiempo para jugar a videojuegos, leer blogs, mirar programas de televisión o ir a la cancha.
El luditario rechaza ofertas laborales o becas universitarias si éstas le implican cierta dificultad para organizar su vida lúdica.

Los integrantes del luditariado viven en un especial estado de hedonismo. Pueden ser frugales, moderados y timoratos en cualquier aspecto de su vida, excepto en aquellos ámbitos lúdicos a los que se han entregado con pasión.

Posted in L | 4 Comments »

Luditariado

Posted by jorgemux en abril 7, 2008


(Del latín ludus = juego y terminación –ariado que indica una clase de pertenencia social. La “t” sólo está para sostener la eufonía y para mantener la similitud con otras palabras de la misma índole como proletariado y erotariado)

Franja social que desprecia todo tipo de participación política, social, familiar y laboral por el hecho de que resta tiempo para el entretenimiento.

Los integrantes del luditariado calculan al milímetro los segundos de su vida de acuerdo a un único patrón: poder disponer anchamente de tiempo para jugar a videojuegos, leer blogs, mirar programas de televisión o ir a la cancha.
El luditario rechaza ofertas laborales o becas universitarias si éstas le implican cierta dificultad para organizar su vida lúdica.

Los integrantes del luditariado viven en un especial estado de hedonismo. Pueden ser frugales, moderados y timoratos en cualquier aspecto de su vida, excepto en aquellos ámbitos lúdicos a los que se han entregado con pasión.

Posted in L | 4 Comments »