Exonario

Definiciones y términos que no figuran en el diccionario (exonario no figura en el diccionario)

Archive for 31 agosto 2009

Posted by jorgemux en agosto 31, 2009

Es muy probable que durante esta semana Exonario no se actualice.

Tengo que rendir un concurso para profesor que puede definir el futuro de mi vida económica y laboral, y para ello no quiero compromenterme demasiado con actividades que demandan atención y tiempo extra.

Tengo guardados en mis manuscritos tal vez cien palabras nuevas. Todos los días surge una, dos o tres, de modo que seguirá habiendo Exonario para rato.

Nos vemos la semana que viene.
Muchas gracias.

Anuncios

Posted in Uncategorized | 8 Comments »

Manumalugesticular

Posted by jorgemux en agosto 29, 2009

(Palabra y definición enviadas por Ignacio Pérez Constanzó)

(Del latín manu = mano, malus = mal y gesticulari = gesticular) y de éste, el sustantivo Manumalugesticulación: acción de manumalugesticular.

Gesticular con ambas manos planeando algún mal. El gesto implica movimientos suaves que indican anticipadamente el regocijo ante el deleite de un futuro acto maligno.

La manumalugesticulación suele realizarse lentamente. El mal planificado puede ser pequeño, como pensar en cómo hacer trampa jugando a las cartas con un sobrino, o grande, como planificando el dominio de todo el universo. La manumalugesticulación es un recurso muy utilizado por la industria de los dibujos animados, siendo así una característica típica del malo.

Las dos varibles más comunes son: unir y separar las puntas de los dedos o, el más efectivo —según muchos—, frotarse ambas manos, como al quitarse el jabón después de lavarse las manos, pero con mayor lentitud.

Es usual que quien manumalugesticule, lo haga mirando hacia el infinito o hacia ninguna parte, pues su mente vislumbra ya la fruición de su botín, y es posible que no sea consciente de su manumalugesticulación. También es usual que quien manumalugesticule lo haga con una expresión entre risueña y bobalicona, similar a una vercesi. En el imaginario popular, la manumalugesticulación antecede una risa maléfica, pero en la vida real no es indispensable, ni suele darse.

En la vida real, el traidor no suele anticipar sus actos y, si éste manumalugesticula, tal acción se reduce a un acto privado, y jamás público pues lo delataría. En cambio, suele ser utilizada por sus connotaciones ya conocidas, y así puede ser, por ejemplo, un buen recurso teatral.

Posted in M | 2 Comments »

Legóptero,a

Posted by jorgemux en agosto 27, 2009

(Adjetivo. Del griego logos = discurso y –pteros = que observa)

Quien observa puntillosamente el lenguaje oral utilizado.

El legóptero no escucha lo que le dicen sus interlocutores; se detiene en la forma de las expresiones utilizadas y corrige. Su favorita es la concordancia verbal: “No es habría dicho, sino hubiera dicho”, pero disfruta mucho cuando descubre un mal uso de la letra s final: “No es entendistes, es entendiste”, “Martes, martesssss, con ese final”. Se siente satisfecho cuando los demás le dicen que aprenden con él o cuando le piden disculpas por hablar mal y odia a muerte a quienes no aceptan una corrección o a quienes no se equivocan jamás.

Lo curioso es que las expresiones del legóptero no siempre se rigen por esa puntillosidad que sí exige a otros.

Posted in L | 29 Comments »

Focarizar

Posted by jorgemux en agosto 26, 2009

(Verbo. Del latín focarius = hogar. Adjetivo: focarista)

1. Valorar las actividades propias de la vida hogareña por encima de cualquier otra actividad.

El focarista siente un inmenso placer en permanecer todo el día en su casa. No hace planes para pasear, ni para encontrarse con amigos en bares, ni para jugar al fútbol, ni para ir de compras. El tiempo libre lo destina a cualquier actividad que pueda hacerse dentro de la casa, ya se trate de actividades lúdicas, de reparación o de aseo.
Derivada de esta acepción podemos encontrar otra:

2. Llevarse trabajo a casa.

Con esta acepción existen dos tipos de focaristas:
a) El que tiene un trabajo para el cual no se requiere su presencia en un lugar determinado y, por lo tanto, elige su propio hogar como ámbito laboral; o bien
b) El que, a pesar de que trabaja cumpliendo un horario en un lugar, debe llevarse parte de la tarea a su casa.

Los docentes focarizan con la tarea que se llevan para corregir, con las planificaciones y los programas. Un docente sería un ejemplo de focarista en la acepción b). En cambio, un traductor free lance que trabaja con una computadora conectada a internet sería un buen ejemplo de la acepción a).

Los focaristas a) habitualmente aman labofar, cosa que odian los del tipo b).

Posted in F | 5 Comments »

Morfomorfia

Posted by jorgemux en agosto 25, 2009

(Sustantivo. Del griego morpheos = sueño y morphé = forma)

Actividades que hay que realizar antes de ir a dormir.

Cuando por la noche el sueño nos está venciendo se activan algunas alertas. No se trata, simplemente, de acostarse y punto.
El cansancio y la noche nos obligan a apurar actividades impostergables como sacar la basura, lavar los platos o llevar a pasear al perro. Estas acciones están dentro de las obligaciones previas al descanso. Uno no suele permitirse la relajación entre sábanas si no cumplió con esas actividades que indican la finalización del día.

Además de las obligaciones, existe una gran cantidad de rituales que garantizan (o, al menos, no impiden) un sueño satisfactorio y una moderada tranquilidad durante las horas de dormir.
Los rituales típicos son: bañarse, lavarse los dientes, ponerse un pijamas, cerrar las llaves de gas, controlar que la puerta no quede abierta, tomar un vaso de leche tibia. Además de los rituales estereotípicos, están también los que conforman idionidias de cada persona: pequeñas sugestiones que nos sirven como amuleto para hacerle creer a la mente que ya es la hora de dormir: dejar encendida la luz de la mesa de noche; ponerse tapones en los oídos o antifaces en los ojos, tomar melatonina o té de hierbas, bajar las persianas y dejar la cama bien tersa y mullida.

Exonario es parte de la morfomorfia idionídica de mis noches.

Posted in M | Leave a Comment »

Liminencia

Posted by jorgemux en agosto 24, 2009

(Sustantivo. Del latín limen = límite e immineo = pender, estar a punto de caer)

Sensación de que hay algo urgente e importante por hacer.

Hay alguien que me está necesitando ahora, pero no sé quién es ni cómo podría ayudarlo.
Hay un trabajo que debo realizar ya mismo, pero no puedo recordar de qué se trata ni por qué es tan urgente. La liminencia es esa certeza ciega y angustiada de sentir que uno no debe estar donde está, ni debe estar haciendo (o no estar haciendo) lo que está (o no está) haciendo.

Posted in L | 4 Comments »

Tafónimo,a

Posted by jorgemux en agosto 21, 2009

(Adjetivo. Del griego táfos = escondido y ónoma = nombre)

Nombre del que se reniega y se trata de ocultar.

Es costumbre que en Argentina las personas tengan al menos dos nombres. Sin embargo, suele ser común que las personas no se sientan identificadas con su segundo nombre y tienden a no incluirlo cuando se les pregunta cómo se llaman.
Hay nombres que provocan vergüenza porque son demasiado anticuados, ampulosos o fáciles de provocar una rima procaz.

Posted in T | 8 Comments »

Micranasemia

Posted by jorgemux en agosto 19, 2009

(Sustantivo. Del griego micros = pequeño; ana = contra, sobre y semáino = señalar)

Mínima diferencia de significado entre dos o más términos.

Estrictamente hablando, los sinónimos no existen. En ciertos contextos podemos intercambiar la palabra “caballo” por la de “potro”, pero ambos términos no tienen el exacto mismo significado. Sin embargo, la diferencia puede ser tan sutil e imperceptible que, en la práctica, podamos usar ambos términos de manera intercambiable. A esa diferencia que en la práctica puede no afectar la comunicación la denominamos micranasemia.

Muchas de las palabras de un diccionario (y de un exonario) pueden tener definiciones muy semejantes entre sí y en la práctica tal vez no encontremos un contexto en el cual usaríamos una sin intercambiarla por la otra. “Nosocomio” y “hospital” parecen fácilmente intercambiables. Sin embargo, hay diferencias: en “nosocomio” está presente la raíz “nosos” que significa “enfermedad”. En “hospital”, en cambio, se hace más hincapié en el “hospes”, es decir, el huésped.
Aun cuando se trata de perspectivas diferentes, los contextos de uso parecen ser muy similares y las diferencias de significado entre cada concepto es casi inexistente.

Cuando hay micranasemia es común que los términos se usen como sinónimos.
¿Cuánta diferencia semántica debe haber entre dos términos para que dejen de considerarse como sinónimos? ¿Cómo se mide la diferencia semántica?
¿Hay muchos términos en Exonario que sufran de micranasemia?

Posted in M | Leave a Comment »

Ecomatía

Posted by jorgemux en agosto 18, 2009

(Sustantivo. Del griego oikos = casa y manthano = aprender)

Habilidad para encontrar la correcta distribución de las instalaciones y utensilios de un lugar.

La definición es árida, pero unos pocos ejemplos podrán dar a entender a qué nos referimos.

Una cocinera que trabaja siempre en la misma cocina, conoce dónde está cada alacena, qué hay dentro de ellas y cómo debe moverse a través de la cocina para preparar una torta. Si esta cocinera no debe hacer tanteos para encontrar la harina, el azúcar y los huevos, es porque tiene una familiaridad con el lugar y por lo tanto tiene ecomatía. Por el contrario, si le toca cocinar en un sitio nuevo, es posible que se detenga, revise, busque, se pregunte dónde está cada cosa e insuma mucho más tiempo.

Cuando frecuentamos un lugar, al poco tiempo adquirimos ecomatía: más allá de cualquier desorden aparente (idiocosmos) somos capaces de identificar dónde está cada cosa; sin embargo, basta con que nos mudemos o alguien modifique levemente algunos objetos para que perdamos esa preciada habilidad.

En cierto modo, la ecomatía es una habilidad automática. La familiaridad con un lugar produce una especie de “memoria corporal”: sabemos qué movimientos hay que hacer para alcanzar la harina, o los huevos, o el azúcar, y podemos hacer esos movimientos con el mínimo esfuerzo y casi sin intervención de la conciencia.

En general, en cualquier circunstancia en la que a partir de una heterogeneidad de objetos se puede seleccionar rápidamente uno o varios de ellos con precisión, tenemos ecomatía. Un disc jockey que encuentra el disco que le piden entre varios miles de discos también tiene ecomatía. Sin embargo, si quitamos la asociación con un recinto y sus instalaciones, el término deja de tener su especificidad y se puede equiparar simplemente con la palabra experiencia.

Posted in E | 2 Comments »

Termógoro,a

Posted by jorgemux en agosto 17, 2009

(Adjetivo. Del griego terma = temperatura, calor y agoréuo = hablar, exhibir. Sustantivo: termogoria)

Quien hace gala de su resistencia al frío o al calor.

Existen dos clases de termógoros:
– Los que creen que, gracias a su ascendencia, han heredado genes que les permiten resistir las altas o bajas temperaturas.
– Los que creen que la resistencia al calor y -en especial- al frío es característica de un macho.

En la primera clase encontramos al rutanero: un tatarabuelo supuestamente esquimal o nativo de Siberia le habría transmitido al termógoro los genes para resistir al frío. Por eso, el termógoro anda en camiseta durante las heladas de invierno, despreciando a los termópatas que usan campera y bufanda. A veces este termógoro no apela a su ascendencia sino a su propia experiencia en otros lugares del mundo: quizás vivió dos años en la cálida zona ecuatorial, y cuando llega a Buenos Aires finge que el calor del verano porteño no le afecta.

La segunda clase de termogoria es casi exclusiva de los sujetos masculinos. A pesar de que sienten frío y calor como termópatas, se dicen a sí mismos y a los demás que abrigarse, encender la estufa, bañarse en la pelopincho o prender el ventilador son cosas de maricas. Para probar que no le prestan atención a las temperaturas entran desnudos en una cámara frigorífica, o se ofrecen para hacer el asado al sol en pleno verano.
Consecuentemente, este termógoro piensa que en invierno sólo se enferman quienes usan abrigo, y en verano sólo se deshidratan los que permanecen quietos frente al ventilador.

Conviene aclarar que hay ciertas personas que tienen una especial resistencia a la temperatura; el término “termógoro” hace referencia al hecho de hacer gala de tal resistencia. Algunas veces, esa resistencia puede ser cierta, y otras, como en los ejemplos dados arriba, es espuria.

Posted in T | 2 Comments »